Por qué en el embarazo y puerperio…

Estándar

 

Llevaba años practicando meditación de diferentes formas, haciendo cursos, terapias, yendo hacia dentro en busca de respuestas, de autoconocimiento, de sentido… hasta que la maternidad me trajo al presente.

 

Cuando me quedé embarazada empecé a estar más conectada conmigo que nunca. Las sensaciones eran tan claras, lo que necesitaba tan evidente, que podía experimentar la observación real de cómo mi cuerpo y mi mente iban por caminos distintos. Una de las formas de meditación que más me había servido  era a través del cuerpo ya que, durante cuatro años, me formé en Masaje Integrativo y Arun Tacto Consciente, la meditación y el masaje unidos. Así que el ancla para mí a este momento llegaba a través de nuestro templo, como lo llama el Lama Tulku Lobsang.

 

No podía dejar de maravillarme de cómo sin hacer nada, dentro de mí se creaba una vida con unos mecanismos perfectos, coordinados entre sí y llenos de sabiduría. De repente necesitaba dormir, comer cosas concretas, no hacer algunas actividades…¡ sin saber aun el positivo ! Después indagaba sobre los procesos físicos que se estaban dando para comprender todo eso y por ejemplo, ¿sabías que la progesterona inhibe al sistema inmune para que el cuerpo no rechace al bebé las primeras semanas y por eso hay más riesgo de estar resfriada? o que… la masa cerebral disminuye casi un 10% para que estemos más conectadas con esa parte intuitiva y pensemos menos. Entre otro millón de cosas más…

 

De forma paralela cursaba mi trabajo fin de Experto en Mindfulness en la Universidad de Almería, así que decidí hacer mi propio campo de experimentación y me di cuenta de muchas cosas.

 

Me preguntaba, por ejemplo, que si en ese momento tan importante de nuestra vida sabemos de forma tan clara qué necesitamos, ¿por qué nos alejamos de ello? y aquí escuchaba a mi mente decirme “no duermas tanto hija, haz cosas”, o ” no seas caprichosa y come de lo que hay” y entraba en la lucha y el juicio entre lo que era y lo que debía de ser. Más cerca del parto, el miedo y la necesidad de control aparecían constantemente en  mi pensamiento y me hacían sentir tensa y estresada y, ya está demostrado, que cuanto más relajada estés en el momento del parto, más oxitocina segregas de forma natural para ayudar al proceso. Y finalmente, en el postparto, con el vínculo tan especial con mi pequeña sintiendo a cada momento lo que necesitábamos ambas, tenía la prisa por volver a hacer pronto y que todo volviera  a la normalidad.

 

Estos son pequeños ejemplos de todo lo que bullía en mi interior durante este proceso y, gracias a todo lo que llevaba de trabajo meditativo, podía darme cuenta de ello y elegir lo que mejor me hacía sentir en cada momento. No se trata de eliminar el miedo, la prisa, el cansancio… sino de poder darme cuenta de ello, respirarlo y seguir en ese momento con lo que tocaba estar.

 

Durante el embarazo, nuestro cerebro está más plástico, las conexiones neuronales se fortalecen, el sistema límbico activa nuestra memoria emocional y es un gran momento para adquirir hábitos nuevos y saludables que nos acompañarán en las etapas posteriores como padres y personas.

 

Mi invitación no es otra más que puedas llegar a ese espacio dentro de tí donde vivas tu proceso de forma total. Dar vida es un milagro y una gran experiencia de aprendizaje y crecimiento a todos los niveles, pues, nuestros pequeños serán la siguiente generación y verán el mundo con las gafas que vayan incorporando de sus mamás y papás y del mundo que les rodea.

Presente = Regalo

para cartel

¿Te apetece otra forma de sentir?

 

Gracias de nuevo por tu tiempo y por estar al otro lado, ¡feliz día!

Anuncios

Acerca de descubriendotumaternidad

Me llamo Tamara, soy licenciada en Psicología y Experta en Mindfulness, Desarrollo personal, Conciencia plena y Educación consciente por la Ual; Maestra de Reiki y formada varios años en Masaje Integrativo y Arun Tacto Consciente, aunque sin duda lo más importante y lo que le da sentido a toda esta teoría ha sido la experiencia de ser madre. Mi pequeña me recuerda cada día lo importante que es estar presente en cada cosa que sucede, aprender a escuchar y desaprender todo aquello que me hace tropezar una y otra vez en el camino y motivarme a mejorar.  Desde que me quedé embarazada hasta ahora, no puedo dejar de observar y de maravillarme por el milagro tanto físico como psicológico y emocional que transforma la vida en un camino intenso, a veces más o menos fácil, y al que merece la pena traer toda la consciencia posible. Así que con todo ello, te propongo mirar la vida que se mueve en tu interior ofreciéndote un espacio neutral donde poder observarte, conocer qué sucede en cada momento y donde poder comaprtir esta experiencia en la que nos podamos nutrir como madres, como mujeres y como parejas (también van incluidos los papás que son una pieza muy importante en el proceso). 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s