Mindfulness y Aceptación

Estándar

Hola a todos!!

Me gustaría ir hablándoos de los principios y fundamentos de Mindfulness y cómo nos pueden ayudar en esta etapa de nuestra vida.

Hoy voy a empezar con la Aceptación porque estos días ha estado muy presente en mi experiencia y así, fresquito, es más fácil poder transmitiros su valor y utilidad.

Jon Kabat-Zinn dice de ella que “Significa entender el modo en que las cosas son como son y descubrir el modo más sabio de relacionarse con ellas y actuar, con esa visión clara, en consecuencia.

La diferencia también de la resignación pasiva, ya que cuando uno acepta lo que es, la conciencia puede ayudarte a tomar perspectiva de la situación y por lo tanto, un punto de partida diferente que te lleva a una acción diferente. Si no lo aceptas, surge la lucha y y nos paraliza dejándonos sin saber que hacer, o por el contrario, emprendiendo una acción reactiva que nos lleva a la misma situación una y otra vez y nos hace sentir peor.

Os pongo ejemplos prácticos:

Mi pequeña se despierta muchísimo por la noches desde hace meses. A partir yo creo que de los 3 (y ahora tiene 14) las noches se han convertido en desvelos constantes. Gases, dientes, mocos… por lo tanto mi descanso se ha visto relegado a un segundo plano, je je. Cuando os hablo de varios despertares, puedo deciros que a veces el tiempo entre uno y otro son 10 minutos… algo difícil. Esta situación pone al cuerpo un poco al límite, porque luego ajustar el ritmo diario a ella también es complicado y luego está la casa, la pareja, lo social, lo laboral…

La mente dice todo el rato: tienes que dormir, necesitas descansar que si no, no vas a poder; vas a estar mal; nunca más vas a poder dormir; esta situación es inaguantable; viene la abuela a recordarte las ojeras que tienes, etc, etc.  Y cada vez que me despierto, todos esos pensamientos generan lucha, impotencia, rabia porque quiero y no puedo, y mientras tengo a mi peque en brazos intentando darle el consuelo que necesita. Al día siguiente, con mi cuerpo cansado, sigo con toda las rutinas y frentes y mi mente me sigue diciendo que estoy cansada, que no llego, me duele el cuerpo, la cabeza, y me siento más cargada aún.

Y lo que me ha ido devolviendo la experiencia es que puedo. Puedo levantarme mil veces por la noche, y aún cansada, darme cuenta de este discurso y estar ahí presente con las necesidades que surjan.  Si lo hago desde la lucha o la rabia, dejo fuera la responsabilidad ( lo que llamamos culpa) en mi bebé por despertarse, en mi pareja por no ocuparse o ayudarme en otras cosas, al mundo…; y si lo acepto, puedo pedir ayuda, organizarme y tomar decisiones con respecto a qué hacer para descansar algo más. Buscar soluciones, alternativas y dentro del caos, sentirme lo mejor posible.

Ésto, le sucede a muchas mamás y papás, no es un caso aislado. Lo que quiero sacar a la parte consciente, es la emoción y el pensamiento que se desencadena que de manera instintiva aceptamos para poder atender a nuestro bebé de la manera más coherente. Hay un mecanismo, sobre todo en las mamis los primeros meses, en el que el cuerpo genera una cantidad de endorfinas y oxitocina que, aunque hayas dormido dos horas, te sientes fenomenal. Pero cuando van pasando los meses, el cansancio va saliendo a la luz y se hace más cuesta arriba. La parte emocional nos desajusta y nos hace sentir peor aun porque ¡qué mala madre soy que encima que mi bebé me necesita yo me enfado! ni mucho menos…

Nuestra mente funciona así, y dándonos cuenta podemos soltar carga innecesaria del día a día, pues los pensamientos que tenemos acerca de una situación concreta la condiciona a través de la emoción que nos produce.

Y añado, cuídate. Piensa cuando tu bebé necesita algo y como le ayudas a que se sienta mejor. Pues igual contigo mism@… Sé bondadoso y compasivo, pues, el camino de la maternidad y paternidad es un camino de aprendizaje y nuestros peques nos enseñan y devuelven tanta aceptación y amor que realmente tenemos los maestros en casa.

 

Gracias por estar ahí…

 

 

Anuncios

Acerca de descubriendotumaternidad

Me llamo Tamara, soy licenciada en Psicología y Experta en Mindfulness, Desarrollo personal, Conciencia plena y Educación consciente por la Ual; Maestra de Reiki y formada varios años en Masaje Integrativo y Arun Tacto Consciente, aunque sin duda lo más importante y lo que le da sentido a toda esta teoría ha sido la experiencia de ser madre. Mi pequeña me recuerda cada día lo importante que es estar presente en cada cosa que sucede, aprender a escuchar y desaprender todo aquello que me hace tropezar una y otra vez en el camino y motivarme a mejorar.  Desde que me quedé embarazada hasta ahora, no puedo dejar de observar y de maravillarme por el milagro tanto físico como psicológico y emocional que transforma la vida en un camino intenso, a veces más o menos fácil, y al que merece la pena traer toda la consciencia posible. Así que con todo ello, te propongo mirar la vida que se mueve en tu interior ofreciéndote un espacio neutral donde poder observarte, conocer qué sucede en cada momento y donde poder comaprtir esta experiencia en la que nos podamos nutrir como madres, como mujeres y como parejas (también van incluidos los papás que son una pieza muy importante en el proceso). 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s